Fondo Acelerador – 1 año: ¿Qué es el Fondo y su Teoría de Cambio?

¿Qué es el Fondo Acelerador?

En diciembre de 2012, Avina Américas, Fundación Avina y Omidyar Network firmaron un acuerdo para la implementación del Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas, el cual es el primero de su tipo en América Latina.

Con una duración de 3 años (2013-2015) y una inversión total de $ 1,6 millones para proyectos, el fondo tiene como objetivo reducir la brecha entre movimientos cívicos y tecnología, identificando y apoyando de forma integral el desarrollo e implementación de plataformas tecnológicas que contribuyan a acelerar estrategias colectivas de cambio social en América Latina, especialmente en las áreas urbanas.

Su enfoque es de “transparencia y rendición de cuentas”, con énfasis en: monitoreo de servicios públicos, de indicadores de calidad de vida, de los parlamentos, de elecciones, del presupuesto público, de licitaciones públicas, de planes e indicadores de gobierno, de acceso a información pública, de participación en las decisiones públicas, entre otros.

Además de apoyar directamente el desarrollo de aplicaciones web/móviles y alianzas entre desarrolladores de tecnología y organizaciones de la sociedad civil y gobierno, el Fondo también promueve la consolidación de una comunidad de práctica y desarrollará estudios y modelos sobre cómo las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden acelerar el cambio social.

 Teoría de cambio del Fondo

Creemos que para promover el cambio social se necesita actuar en sistemas complejos. Creemos que el cambio social se produce a través de procesos colaborativos desarrollados por un capital social con características e intereses diversos que comparten una visión común para el futuro, adoptan innovaciones y convergen en agendas compartidas para influir positivamente en la toma de decisiones.

Sabemos que específicamente en el caso de las iniciativas de “transparencia y rendición de cuentas” la tradicional fórmula acceso a la información -> acción ciudadana -> respuesta del gobierno -> mejoras para el ciudadano no es tan fácil de ejecutar. En cada uno de estos pasos, existen innumerables factores que interfieren y que no están bajo el control o influencia directa de la iniciativa que tiene como objetivo generar un cambio social. Creemos, que cambiar comportamientos y actitudes de los ciudadanos pueden ser un proceso mucho más lento que cambiar políticas públicas o las decisiones de gobierno.

Para lidiar con la complejidad y multidimensionalidad de los desafíos de los procesos de cambio social, formulamos el concepto de ecosistema de tecnología para el cambio social (ver figura abajo) en la que se encuentra representada la teoría de cambio del fondo, en 5 etapas: formación de alianzas, desarrollo de aplicaciones cívicas, empoderamiento ciudadano, participación en campañas y generación de impacto. Nuestra premisa central es adoptar una estrategia de colaboración y un enfoque heterogéneo de los problemas, donde cada sector contribuya con su especialidad.

Theory of Change 1f

Explicamos abajo cada etapa de la Teoría de Cambio del Fondo:

1) En primer lugar, vemos como vital promover alianzas entre organizaciones que desarrollan aplicaciones con fines cívicos, movimientos/organizaciones de la sociedad civil, gobierno, comunidades de hackers cívicos, periodistas de datos y etc.

2) Las aplicaciones cívicas deben ser fruto de las alianzas comentadas más arriba, y deben hacer énfasis en necesidades sociales claramente identificadas y que beneficien a los ciudadanos menos favorecidos;

3) Las aplicaciones cívicas desarrolladas deben ser herramientas para empoderar a los ciudadanos y los movimientos sociales/OSCs para ejecutar de forma más eficiente acciones orientadas a producir cambio social;

4) Finalmente, esperamos que las campañas (online y off-line) ayuden a producir cambios en las políticas públicas y en acciones de gobierno que mejoren las condiciones de vida de los ciudadanos.

Comprender profundamente el ecosistema y la economía política (poder, las relaciones y las fuerzas que mantienen el status quo) del entorno de cada proyecto, es fundamental para definir formas de influir en el proyecto. No creemos en “fórmulas mágicas”, sino en experimentar con diferentes estrategias y la identificación de actores claves para la implementación del mismo. También, creemos que es relevante entender las limitaciones de la utilización de tecnología para identificar impulsores y palancas de cambio, así como para evaluar el contexto para identificar oportunidades y estudiar los incentivos para el cambio.

Tenemos la convicción, de que sin tener en cuenta el ecosistema más amplio, las aplicaciones cívicas, aisladamente, tienen poca o ninguna capacidad para producir cambios, especialmente si estamos buscando incidir en agendas de transformación social más amplias y complejas.

 Próximos posts

Empezamos hoy una serie de 4 posts sobre el primer año de actividades del Fondo como se puede ver a continuación:

1) ¿Qué es el Fondo y su Teoría de Cambio?

2) ¿Cuáles son sus proyectos y objetivos?

3) ¿Cómo se aplica la Teoría de Cambio a los proyectos?

4) ¿Que hemos aprendido y que viene en el 2014?

Dentro de 2 semanas empezamos una nueva serie con 1 post sobre cada uno de los proyectos apoyados, siendo el próximola plataforma de gestión de indicadores (IOTA) que concluyó hace muy poco su primer semestre de actividades. En cada uno de estos post iremos explorando detalles de los proyectos como: su teoría del cambio e indicadores, sus avances, aprendizajes y desafíos que han enfrentado en el desarrollo de sus aplicaciones, en la formación y aplicación de sus alianzas, entre otros.

Tenemos la convicción de que el Fondo Acelerador es solo un primer paso, que estamos sometiendo a prueba algunas hipótesis y una teoría del cambio que puede ser eficaz en el proceso de diseñar y acelerar el cambio social de alta escala usando tecnologías web/móviles y así promover cambios de comportamiento en los ciudadanos!

Estamos aprendiendo cada día y esperamos compartir y aprender de los grantees del Fondo y de la comunidad interesada en el uso de tecnologías con fines cívicos.

¡Comentarios, críticas y sugerencias son muy bienvenidas!

Márcio Vasconcelos – Coordinador General del Fondo

Lucía Abelenda – Coordinadora Ejecutiva del Fondo