Civic Stack: Acción ciudadana + Inteligencia colectiva

Cuando al concepto de tecnologías cívicas (herramientas o servicios que favorecen la acción ciudadana, la transparencia y la democracia) se le incorpora el concepto de código abierto (código fuente de un programa que puede ser utilizado, mejorado, reescrito y/o redistribuido libremente), se eliminan efectivamente todas las barreras para la replicación de las acciones sociales. Una experiencia exitosa de movilización social (basada en el uso de tecnologías cívicas) puede ser reproducida sin costo desde una comunidad hacia otras, desde un país hacia muchos otros, desde un continente hacia todos los demás. Esta es la máxima expresión del empoderamiento que las tecnologías web otorgan a los ciudadanos. Y esto es exactamente Civic Stack: una biblioteca abierta de programas y plataformas web de código abierto y vocación cívica que está disponible para todas las personas y movimientos sociales que lo requieran.

Una de las ventajas del código abierto es el acceso a una información organizada, clara. Ese es uno de los propósitos de Civic Stack: ser un espacio donde juntarnos y compartir herramientas cívicas de distintos países y organizaciones para que podamos adaptarlas y utilizarlas en el lugar donde vivimos. Las aplicaciones que figuran en este repositorio han sido desarrolladas por ciudadanos, organizaciones o gobiernos que buscan ampliar la participación democrática e innovar en las soluciones a problemas que aquejan a nuestras sociedades.

La Biblioteca Vaticana es una de las más antiguas del mundo. Fundada a mediados de siglo XV, acoge documentos de gran valor histórico, que están en proceso de digitalización para asegurar su persistencia a través del tiempo. Para esta tarea los responsables solo confían en la tecnología de código abierto y los formatos abiertos. “En nuestros centros de datos utilizamos software Open Source y compartimos experiencias con otras comunidades científicas”, afirmó Luciano Ammenti, responsable de IT de la Biblioteca Vaticana, durante su participación en la conferencia EMC World,  realizada en Las Vegas en mayo de este año. “Es un privilegio usar soluciones Open Source”.

El objetivo de Civic Stack es dar un fácil acceso a las herramientas cívicas digitales ya disponibles, para que organizaciones activistas puedan incentivar la participación ciudadana o fortalecer sus procesos organizativos y de toma de decisiones.  Al mismo tiempo, permite que las organizaciones que desarrollan tecnología se basen en el trabajo de otros; que construyan sus soluciones sobre el trabajo de otros.  Esta fue la idea que motivó a Democracia en Red y Asuntos del Sur (los creadores de la biblioteca) a desarrollar Civic Stack.  No reinventar la rueda, sino optimizar su funcionamiento.

Imagen de cómo se ven organizadas las aplicaciones y sitios en la Biblioteca de Civic Stack

Imagen de cómo se ven organizadas las aplicaciones y sitios en la Biblioteca de Civic Stack

Civic Stack ofrece información útil sobre cada herramienta: muestra en un formato muy simple y sintético los objetivos de cada proyecto, sus alcances, su origen. Y, para los que quieren saber más, ofrece el repositorio de GitHub de cada aplicación. GitHub es una plataforma online para el intercambio y la construcción colectiva de programas de código abierto.

Varias de las iniciativas que nuestro Fondo Acelerador apoya tienen su sitio en la plataforma de CivicStack

Varias de las iniciativas que nuestro Fondo Acelerador apoya tienen su sitio en la plataforma de CivicStack

Pero hay más. Civic Stack es una plataforma de crowdsourced data, es decir, información para todos y entre todos, y las organizaciones pueden crear sus propios perfiles y cargar sus propias herramientas. El valor del trabajo colaborativo de crowdsourcing data es  ayudar a capturar, sistematizar y analizar grandes cantidades de datos que, de otro modo, aparecen dispersos en la Red, sin enriquecerse del aporte y del aprendizaje de otras iniciativas similares.

Además, la plataforma de Civic Stack permite la replicabilidad, porque promueve el fácil acceso a las herramientas cívicas digitales para que organizaciones activistas puedan incentivar a la participación ciudadana o fortalecer sus procesos organizativos y de toma de decisiones. Además, las alianzas y articulaciones disminuyen los costos (económicos, de transacción, de operación, etc.) de la apertura de los datos.

Vivimos en una sociedad con recursos limitados. Por este motivo, no podemos darnos el lujo de rehacerlo todo continuamente, sobre todo teniendo en cuenta que el éxito de los proyectos se da al actuar no competitivamente, sino colaborativamente.