Hacia una Carta Internacional de Datos Abiertos

El mundo es testigo del crecimiento que tiene el movimiento global, que se ha visto facilitado por la tecnología y los medios digitales, y que ha sido impulsado por la información. Este movimiento tiene un enorme potencial para construir gobiernos […]. Los datos abiertos se ubican en el corazón de ese movimiento global. (“Preámbulo” de la Carta Internacional de Datos Abiertos)

Los datos abiertos aumentan la transparencia de los gobiernos, promueven la rendición de cuentas, la buena gobernanza, mejoran el debate público y ayudan a luchar contra la corrupción. Proveer acceso libre a los datos generados por el gobierno, por lo tanto, puede impulsar el crecimiento sostenible e inclusivo, empoderando a la sociedad civil, acortando las brechas entre el poder político y el poder ciudadano, y permitiendo una mejor provisión de servicios públicos (salud, educación, seguridad).

Durante la Tercera Conferencia Internacional de Datos Abiertos celebrada en Ottawa (Canadá) en mayo de este año, la Alianza para el Gobierno Abierto se propuso el desafío de lanzar una consulta global para la redacción de la Carta Internacional sobre Datos Abiertos, una iniciativa que busca convertirse en el documento de referencia la construcción Gobiernos Abiertos.

Hasta el 30 de julio de 2015, la Carta está disponible para todos aquellos que deseen hacer sugerencias. Te invitamos a participar de esta oportunidad para incidir en la construcción de democracias más transparentes y participativas para nuestra región.

¿De qué se trata la Carta Internacional de Datos Abiertos?

Uno de los principios de esta iniciativa afirma que construir una sociedad más democrática, justa y próspera, requiere gobiernos transparentes y que rindan cuentas, que se acerquen a los ciudadanos. Además, la vigilancia efectiva de las actividades gubernamentales es fundamental para desarrollar políticas eficaces y programas públicos eficientes. Los datos abiertos son una herramienta esencial para afrontar estos retos.

¿Cómo asegurar el acceso eficaz a los datos abiertos?

Los gobiernos acumulan un gran volumen de datos. Sin embargo, no siempre los comparten para que sean accesibles para el público. Por lo tanto, la preciada información se vuelve obstáculo: es una oportunidad desaprovechada. Ya se ha demostrado que las personas pueden usar los datos abiertos para generar valor, conocimiento, ideas… pero si no lo ponemos a su alcance, esta valiosa acción se vuelve imposible.

¿Cómo se logran estos objetivos mediante la apertura de datos?

• Publicando lo público: dando a conocer cómo y dónde se invierten los recursos.
• Construyendo una ciudadanía dispuesta a participar en el diseño de políticas y organizaciones civiles que defiendan la prestación de mejores servicios públicos.
• Promoviendo evaluaciones de impacto de los programas públicos para que los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil y el sector privado den respuestas más efectivas a las necesidades particulares de las comunidades locales.
• Dando lugar a los ciudadanos para que tomen decisiones informadas en relación con los servicios que reciben y con la calidad de los servicios que esperan recibir.

¿Cómo se pueden utilizar los datos abiertos?

Los datos abiertos gubernamentales se pueden aprovechar de manera creativa, gracias al diseño de herramientas útiles, que ayuden a navegar por la vida moderna más fácilmente.
C0ncebidos de este modo, como herramientas creativas y eficientes, los datos abiertos son sinónimo de una innovación que, promovida por los gobiernos, puede extenderse a otras organizaciones del sector privado y de la sociedad civil, para que también compartan sus propios datos con el público.

“Los países adherentes a la Carta Internacional de Datos Abiertos acuerdan que los datos abiertos son un recurso subutilizado con un enorme potencial para fomentar la construcción de sociedades más fuertes e interconectadas, que satisfagan de mejor manera las necesidades de los ciudadanos y permitan que la innovación y la prosperidad florezcan” (Carta Internacional de Datos Abiertos).

¿Cómo deben ser los datos abiertos?

La Carta Internacional de Datos Abiertos prevé cinco principios que dan pautas muy claras para el acceso, la publicación y la utilización de los datos abiertos gubernamentales. Esos principios son:
1. Datos Abiertos por defecto
2. Calidad y cantidad
3. Datos accesibles y utilizables para todos
4. Participación y empoderamiento de los ciudadanos
5. Colaboración para el Desarrollo y la Innovación

Los países y las organizaciones adherentes se comprometen a participar activamente de un plan de acción para promover la aplicación de la Carta. Este plan de acción se actualizará al menos cada dos años. Además, se proveerán los recursos necesarios para trabajar dentro de los respectivos marcos jurídicos y políticos, en sintonía con las mejores prácticas técnicas y según los plazos fijados en el plan de acción.

El plazo de consultas estará abierto hasta el 30 de julio. Muchas personas han dejado ya sus valiosos comentarios, que serán revisados al cerrar la convocatoria. Una vez que se haya redactado la versión definitiva, la Carta Internacional de Datos Abiertos será presentada durante la Asamblea General de Naciones Unidas en el mes de septiembre, durante la cumbre de la Alianza por el Gobierno Abierto (27-29 de octubre de 2015), la cumbre del G20 en Turquía y en el Foro de Innovación Sostenible de la COP 21 en París.

La Fundación Avina y la Iniciativa Latinoamericana por los Datos Abiertos (ILDA) –junto con la Organización de Estados Americanos (OEA) y los gobiernos de México y Uruguay– impulsan esta iniciativa en la Región.