Monthly Archives: 23 de noviembre de 2015

La Alianza para el Gobierno Abierto y una cumbre que otea al futuro

“Desde su creación en 2011, la Alianza para el Gobierno Abierta fue concebida como una iniciativa multilateral novedosa que aspira a colocar al gobierno y a la sociedad civil en un pie de igualdad” (Joseph Powell).

La Alianza para el Gobierno Abierto (Open Government Partnership, OGP) es una acción internacional conjunta y voluntaria, cuyo objetivo es mejorar el desempeño de los gobiernos, alentar la participación de los ciudadanos y fomentar el diálogo entre las autoridades y la población para la implementación adecuada de políticas de gobierno abierto en las instituciones de gobierno de los países. Los 69 países miembros integran este proyecto global con el propósito de enriquecer la vida democrática.

Este movimiento, que nació en 2011 con solo ocho miembros, se ha propuesto comprometer a los gobiernos en la promoción de la transparencia, lla lucha contra la corrupción y el desarrollo de nuevas tecnologías para fortalecer la gobernabilidad.

Los sucesivos planes de acción (definidos por bienios) se orientan siempre a la consolidación de gobiernos más transparentes, que rindan cuentas y dialoguen con sus ciudadanos, para mejorar la eficiencia del gobierno y la calidad de los servicios que presta. Se trata de proponer principios de gobierno abierto que puedan ser llevados a la práctica, convertidos en herramientas. Pero antes es fundamental el cambio cultural, condición necesaria para el diálogo y la colaboración entre el gobierno y la sociedad civil.

En un trabajo en red, AGA busca apoyar a emprendedores del cambio social que trabajan para los gobiernos locales o para la sociedad civil. Con esta estrategia de crecimiento, se busca instalar la temática de gobierno abierto en todos los niveles gubernamentales: impulsando reformas estructurales y creando una comunidad de práctica global. Por ello, los países miembro de la Alianza se comprometen a implementar los cuatro principios de gobierno abierto (transparencia, rendición de cuentas, participación ciudadana e innovación), sobre la base de compromisos creados, implementados y supervisados por la sociedad civil.

Hay cuatro acciones a través de las cuales AGA promueve las condiciones idóneas para poder concretar reformas en materia de gobierno abierto:

1) Mantener un liderazgo y compromiso de alto nivel para AGA.

2) Apoyar a reformadores locales con experiencia técnica y con proyectos innovadores.

3) Fomentar la participación de un grupo diverso de ciudadanos y representantes de la sociedad civil.

4) Asegurar que los países rindan cuentas sobre los avances en el cumplimiento de los compromisos de OGP.

Una cumbre global y participativa

Este año, la Cumbre Global de Gobierno Abierto se realizó en la Ciudad de México, del 27 al 29 de octubre, en un gran evento en el que participaron los principales referentes en temas de gobierno abierto. Parte de las reflexiones y avances surgidos de esta Cumbre han sido volcados en una publicación que resume —desde la óptica del tercer sector— la experiencia de México al frente de la AGA: La alianza para el gobierno abierto en México: una visión desde la sociedad civil.

Quizá lo más novedoso y alentador de esta edición haya sido la incorporación de nuevos miembros, como Nueva Guinea y Sri Lanka, que durante el desarrollo de la Cumbre han aportado ideas y han renovado el impulso de la asociación.

«[Hay una] voluntad genuina para debatir abiertamente estos retos, aprovechar la experiencia no solo de las élites que asisten a cumbres como esa, sino también las de los más marginados que viven en lugares difíciles y a menudo violentos, como el nuevo miembro, Sri Lanka. La cumbre fue una porción de realismo con una guarnición de esperanza» (Chris Underwood, traducción de Appcivico.net).

Las numerosas y variadas mesas de debate son prueba de que, mediante la innovación tecnológica, puede cambiar la forma en que los ciudadanos y autoridades interactúan en el diseño y la evaluación de las políticas públicas. Por eso, esta segunda reunión anual ha dado un lugar especial —incluso ha premiado— a los proyectos enfocados en la mejora de servicios públicos a favor de la transparencia y la participación pública.

«Está claro que este es el momento de la transparencia gubernamental y la rendición de cuentas, y muchos confían en que la plataforma de la Alianza para el Gobierno Abierto permitirá un cambio estructural que incluirá el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible» (Sangita Sigdyal, traducción de Appcivico.net).

Durante la conferencia, distintos protagonistas del ecosistema latinoamericano de la tecnología para el cambio social fueron consultados sobre:: “¿De qué hablamos cuando hablamos de Gobierno Abierto?”. Sus reflexiones han sido recogidas en una serie de videos muy inspiradores para seguir pensando los desafíos futuros de esta iniciativa internacional.

En las semanas posteriores al evento, seguimos escuchando las voces de los participantes de distintos ámbitos que, motivados por la experiencia, nos comparten su visión y declaran con sinceridad aquello que les gustaría cambiar en los próximos encuentros. Es el caso de Catalina  Demidchuk (de Codeando México), que escribió un artículo muy interesante y personal sobre su paso por la Cumbre. O el de Olive Moore, de GPSA Knowledge & Learning, que se formuló una serie de preguntas necesarias y que nos invitan a una reflexión sobre el futuro de la Alianza:

«¿Cómo lograr que la Cumbre tenga un impacto real en la vida de los ciudadanos, más allá de las entusiastas declaraciones de los funcionarios públicos y de las aspiraciones de los participantes de la sociedad civil?» (traducción de Appcivico.net).

Desde una cumbre es más fácil observar el camino trazado y cuánto queda por recorrer. Pero lo más importante es bajar de las alturas con fuerzas renovadas y definir las acciones futuras con los pies sobre la tierra.

D.A.T.A.: Un premio al desafío de trabajar codo a codo con el Estado

En la nota anterior les contamos la experiencia de una empresa privada, Appcivico.com, que promueve la optimización de los recursos tecnológicos a favor de las organizaciones de la sociedad civil. Hoy les contaremos acerca de una organización de la sociedad civil que fomenta las alianzas con los gobiernos para que el trabajo conjunto redunde en beneficios para la ciudadanía. Hablar del trabajo de D.A.T.A. es hablar de trabajo en red con organismos públicos.

D.A.T.A.(Datos Abiertos, Transparencia y Acceso a la información) tiene como misión la creación de herramientas para el accionar colectivo, participativo y colaborativo. Promueven el uso de estas herramientas tecnológicas con el apoyo de la comunidad y gracias al recurso de la información pública. Fomentan así la participación ciudadana, facilitando las decisiones en comunidad y generando nuevos espacios de debate público.

Con su trabajo, impulsan el desarrollo humano a través de la creación, uso e innovación de tecnologías basadas en datos abiertos, mejorando la sociedad y los gobiernos. Esta organización uruguaya proyecta una sociedad en la que las personas gocen del libre acceso a la información y a las oportunidades de crecimiento.  Sin embargo, creen que la publicación de los datos debe estar en manos de las organizaciones (públicas o privadas) que, asistidas por los expertos de D.A.T.A., se comprometan a alimentar estas fuentes de datos y a actualizarlas permanentemente.

El proyecto A Tu Servicio, desarrollado por D.A.T.A. y el Ministerio de Salud Pública uruguayo, permite al ciudadano acceder a toda la información sobre los prestadores de salud. Lo novedoso de Autoservicio.uy es el aprovechamiento de los datos abiertos liberados por el propio Ministerio: es el resultado de la interacción entre el gobierno y la sociedad civil.

“En el caso de A tu Servicio, el Ministerio de Salud invirtió dinero en el proyecto. Este crecimiento está relacionado con una acumulación de experiencia gracias a los proyectos anteriores y a los apoyos que recibimos, como por ejemplo el del Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas” (Daniel Carranza, en entrevista con Appcivico.net)

Además, reconocen que, en el tratamiento de los datos, también hubo una maduración, pues al trabajar en conjunto con el personal del Ministerio, recibieron la asistencia de técnicos capacitados en temas específicos de salud.

“Hoy, aunque cambiaron las autoridades del Ministerio, y a pesar de que la Dirección de Sistemas Integrados de Salud no existe más, el equipo base defendió el proyecto. En el Ministerio hay un equipo especialmente designado para trabajar con A tu servicio. Es un enorme avance respecto del comienzo, el año pasado” (Daniel Carranza)

No solo están cumpliendo con las etapas del plan original, sino que el aporte económico del Ministerio es mayor. Los directivos del organismo desean continuar desarrollando A tu servicio, pero el objetivo es crear nuevos proyectos en los próximos cinco años de gestión:

“Los planes que debatimos en las últimas reuniones son de acá a 2020. Nunca nos imaginamos estar proyectando una relación de tan largo plazo” (Daniel Carranza)

La tarea de D.A.T.A, su compromiso con el cambio social mediante el desarrollo de datos abiertos y el acceso a la información pública, está recogiendo sus frutos. Por su originalidad y eficiencia, el proyecto fue seleccionado como uno de los tres finalistas en los prestigiosos Open Data Awards, entregados por el Open Data Institute en Inglaterra. Desde el Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas, queremos felicitarlos por este reconocimiento y celebramos esta alianza exitosa de una organización de la sociedad civil con organismos públicos.

Más recientemente, A Tu Servicio recibió el primer Premio Global de Gobierno Abierto, en el marco de la Reunión Anual de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP, por sus siglas en inglés) en la ciudad de México. El proyecto fue elegido entre más de 30 postulantes de todo el mundo, evaluados por un jurado internacional. La premiación se anunció durante la ceremonia de apertura de este evento: el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, titular hasta ese día del OGP (tras la reunión, han cambiado las autoridades), entregó el premio al Prosecretario de la Presidencia del Uruguay, Juan Andrés Roballo, y a Daniel Carranza, representante orgulloso de D.A.T.A.

La Fundación Avina y Omidyar Network –impulsores del Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas- sienten una enorme satisfacción por este reconocimiento a una tarea esforzada, con objetivos claros y realizables, que D.A.T.A. se ha propuesto cumplir y que hoy reconocen los organismos que nuclean estas iniciativas regionales que ubican a Latinoamérica en el centro de la escena de Datos Abiertos y el Gobierno Abierto. Una vez más, ¡felicitaciones por este trabajo que prueba que es posible una alianza exitosa entre el Estado y las organizaciones de la sociedad civil!

El Fondo Acelerador y Appcivico.com: una alianza de larga data

El Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas -iniciativa impulsada por la Fundación Avina y Omidyar Network- busca fortalecer a los actores sociales y sus acciones a través de la promoción de colaboraciones entre estos y las personas que desarrollan tecnologías informáticas con fines sociales. Es una articulación poderosa que amplía y diversifica el poder de acción de la sociedad civil. Sin embargo nada de esto sería posible sin los desarrolladores cívicos y sus organizaciones. Appcivico.com es una de las principales empresas latinoamericanas que apuesta por ofrecer soluciones tecnológicas de impacto social.  Entre sus logros más destacados se cuentan la construcción de las plataformas IOTA (plataforma de indicadores de gestión sustentable para las ciudades brasileras) y De Olho nas Metas (monitoreo de las metas de gestión de San Pablo), ambas desarrolladas en colaboración con la organización Rede Nossa São Paulo.

Thiago Rondon, uno de los primeros desarrolladores apoyado por el Fondo Acelerador, es socio fundador y actual CEO de Appcivico.com. En una entrevista exclusiva nos cuenta acerca de esta iniciativa, sus orígenes, aprendizajes y expectativas para el futuro.

 Appcivico.net: ¿Cuál es la idea detrás de AppCivico.com? ¿Dónde reside su originalidad?

T. R.: Comenzaré definiendo lo que Appívico no es: no es una plataforma tecnológica ni una aplicación.

Nuestro propósito es estimular un nuevo modelo de negocio que permita que el conocimiento sea libre, mediante el asesoramiento a implementaciones locales. Por otro lado, queremos ayudar a las organizaciones de la sociedad civil, empresas y gobiernos a fortalecer la ciudadanía  gracias a la tecnología.

Primero, buscamos fortalecer un ecosistema de soluciones cívicas con tecnologías sociales, apoyando a desarrolladores de aplicaciones cívicas para ofrecer sus soluciones replicables. Segundo, queremos disminuir el costo total de propiedad (TCO por sus siglas en inglés) para que los actores sociales puedan enfocarse en sus estrategias y que la tecnología sea apenas un apoyo de menor costo que el desarrollo de una solución nueva para cada acción.

Habiendo trabajado ya en otros proyectos para el Fondo, ¿puedes contarnos cómo cambió  el modo de trabajar a lo largo del tiempo?

T. R.: Hace más de doce años que trabajamos con el desarrollo de aplicaciones de software libre como empresa. Con el tiempo, aprendimos cómo mejorar el proceso: mediante el compromiso de los usuarios en la plataforma, discutiendo la utilidad real del proyecto y pensando en su replicabilidad.

No obstante, en general, percibimos que, sin un plan de sustentabilidad estructurado y de reflexiones sobre una teoría de cambio (previas al desarrollo de software), puede ocurrir que la solución se limite a un único contexto, operando de forma ineficiente y sin continuidad.

¿Cómo se replican estas ideas?

T. R.: Para que una aplicación sea realmente replicable, es fundamental entrevistar personas de distintos lugares y contextos, para encontrar necesidades en común y hacer que la herramienta sea útil para más comunidades.

¿Por qué defienden el software libre?

T. R.: Varias organizaciones de la sociedad civil ya están creando soluciones cívicas como software libre. Pero la financiación es escasa y el impacto social es limitado.

Creemos que las aplicaciones utilizadas por los gobiernos deben basarse en software libre. ¿Por qué? Son varios los motivos:

a) Los gobiernos quedan a merced de empresas de tecnología, que dominan las nuevas versiones.

b) La seguridad y la manipulación de datos son aspectos que deben ser auditados.

c) Los tests son ineficientes: por lo común, los códigos cerrados son de peor calidad y no permiten las actualizaciones constantes.

d) El mantenimiento y el soporte técnico suponen costos extra para el cliente.

e) La capacitación, en muchos casos, solo puede ofrecerla la propia empresa de software.

f) El modelo de la empresa está basado en la comercialización de licencias y, por lo tanto, impide su replicación.

g) El negocio de la empresa reside en el mantenimiento y no en la evolución. La versión anterior se vuelve obsoleta, pero la nueva no refleja la evolución.

h) El compromiso es con el proceso y no con la ciudadanía. Este hecho afecta sobre todo la accesibilidad y la usabilidad.

Nuestro objetivo es ser una competencia nueva para este mercado. Podemos mitigar los riesgos de mantenimiento y continuidad de tecnología a través del software libre. También, deseamos ofrecer un canal de contribución en las tecnologías utilizadas por el gobierno de manera más abierta, a través de canales donde todos puedan programar.

¿Qué es, según AppCivico.com, el “conocimiento gratuito”? ¿Como se comparte?

T. R.: El conocimiento libre puede ser adquirido, interpretado y aplicado libremente. Como ya comentamos, no queremos que el conocimiento tenga valor financiero en el modelo de negocio, queremos que éste sea un impulsor para profundizar el cambio.

Para el Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas, forjar una alianza con una empresa privada fue una experiencia novedosa. Pero existía entre ambas partes un interés común: reducir la brecha entre los movimientos sociales y la tecnología, apoyando la implementación de innovaciones tecnológicas en pos de un cambio positivo en la región.

 

Márcio Vasconcelos Pinto es consultor especialista en el uso de datos abiertos y tecnologías cívicas para el cambio social y gobierno abierto. Marcio trabajó duranteocho años en la Fundación Avina y ayudó a crear y coordinar el Fondo. Es quien más conoce de la trayectoria de esta alianza, y por eso lo entrevistamos para que nos cuente más de este proyecto.

¿Cómo definirías la relación entre Appcivico.com y otros proyectos del Fondo?

M. V. P.: El objetivo de AppCívico es servir como un mercado para aplicaciones cívicas open source que tengan condiciones y sean comercializados como Software as a Service. Para poder entrar en este mercado de AppCivico es necesario pasar por un proceso de certificación técnica. Se priorizó que las primeras aplicaciones en pasar por este proceso fuesen las principales plataformas apoyadas por el Fondo. Esa es la principal vinculación. También existen acuerdos de cooperación en curso entre AppCivico y DATA para replicar Por mi Barrio en Costa Rica, y otro con Codeando México para aplicar CKAN en una iniciativa de gestión de indicadores urbanos en Colombia.

¿Qué beneficios trae aparejado el hecho de que el partner sea una empresa? ¿Y qué desventajas?

M. V. P.:El principal beneficio es el hecho de estar orientado al 100% a lograr sustentabilidad financiera. Desarrollaron un Plan de Negocios y hacen un esfuerzo permanente semanal de generar ventas. Eso es inédito para un proyecto apoyado por el Fondo.

Ese enfoque en lo comercial puede generar alguna incomodidad entre los partners que no tienen fines de lucro, y también generar una sensación de competencia con otros desarrolladores cívicos que a su vez venden servicios basados en sus plataformas.

¿Qué diferencias en el ritmo de trabajo aporta que estén trabajando con una empresa?

M. V. P.: El ritmo de trabajo y las conversaciones con Appcivico.com son completamente diferentes de lo que sucede con otros proyectos apoyados por el Fondo Acelerador. De hecho, existe una discusión permanente sobre clientes, servicios, precios, estrategias… temas que no son comunes en el diálogo . Eso ya constituye una diferencia bastante grande en relación con otros proyectos.

Appcivico.com y el Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas creen en el poder de la tecnología como elemento esencial de promoción de las actividades desarrolladas por los movimientos y organizaciones de la sociedad civil. Como nos ha señalado Thiago con claridad: “Los hackers cívicos deben colaborar entre sí en el desarrollo de herramientas, enfocándose en su acción específica, en su misión, y no solamente en la construcción de la tecnología”.