La necesaria tarea de visibilizar lo invisible

“Las villas están invisibilizadas porque la sociedad no sabe ni dónde están, a veces ni cómo se llaman” (ACIJ, Asociación Civil para la Igualdad y la Justicia).

El desafío del mapeo de las villas siempre estuvo presente entre los objetivos de ACIJ, pues en ese entonces el Programa  Derechos y Construcción Comunitaria en las Villas consultaba los mapas de la ciudad y las villas en las que trabajaban y figuraban como zonas en verde: zonas no identificadas. Por otra parte, gracias a su intensa tarea, contaban con mucha información pública de las villas, pero no conocían aún la manera de sistematizarla ni de devolverla a los más interesados: los vecinos de estos barrios.

Tenían bien en claro, entonces, que necesitaban una herramienta tecnológica para informar sobre la existencia de las villas, mostrar su localización y hacer visible todo lo que sucede en ellas. Pues, ante todo, gracias a su experiencia, ACIJ sabe lo que ocurre en las villas, sabe qué necesitan: hace años que denuncia incansablemente la necesidad de obras de infraestructura para mejorar la vida de sus vecinos.

1.    Mapeo de las villas: Visibilizar lo que nadie muestra

En este marco, Wingu, una organización que busca potenciar el trabajo de organizaciones y proyectos sin fines de lucro de América Latina a través de la incorporación de tecnología y metodologías innovadoras, se presentó como un aliado natural para ACIJ. Gracias a la creación de Caminos de la Villa, el sueño de que el vecino pudiera, en primera instancia, ubicar su casa, su manzana, su barrio, se volvió un hecho. De modo que ya esa primera acción se consolidó como un logro de este proyecto.

Nunca han perdido de vista que el desarrollo de Caminos de la Villa es para los vecinos. Por ello, están identificadas tanto las manzanas, las calles principales, como los pasillos y las casas. Después de un año y medio, las cinco villas de la Ciudad están mapeadas: los vecinos pueden encontrarse, pueden ubicarse en el mapa. Además, hasta acá, todos los procesos han sido participativos: los vecinos han ayudado a reconocer cada rincón de sus barrios, cada centro de salud, cada casa, así como son ellos quienes le han dado el nombre de la aplicación: se la han apropiado (y, claro, este también es un logro).

Pero aquel logro inicial era, a la vez, un desafío: en un sector de la población de la villa, el de la gente mayor, habría que capacitar a las personas que nunca habían tenido ningún contacto con la tecnología (y mucho menos, con una plataforma digital como la de Caminos de la Villa). Salir del papel de desarrolladores y ponerse en lugar del usuario: ese era el desafío de una organización como Wingu.

Entre las dos asociaciones, Wingu y ACIJ, sumaron el saber técnico, por un lado, y el conocimiento de la problemática social de las villas en la ciudad de Buenos Aires, por el otro. Y no solo estas asociaciones trabajaron convencidas de que el mapeo contribuiría con integración urbana, como cualquier otro barrio de la ciudad. También lo creyó así Mónica Ruejas, presidenta de la Junta Vecinal del Barrio de los Piletones (Villa Soldati), quien contribuyó a sensibilizar a otros vecinos respecto al uso de la plataforma.

Además, en esta alianza en la que también participan los vecinos, se han propuesto acciones derivadas de aquella primera y necesaria tarea de “ubicar las villas en el mapa”:

  1. Pedido de INFORMACIÓN: Se puede pedir información sobre presupuestos, servicios públicos y obras que deberían hacerse en cada barrio.
  2. MONITOREO: Se puede controlar si la obra se hizo o si el servicio se presta. Estas acciones son mecanismos de control que están a la mano del vecino, pues se trata de herramientas accesibles.
  3. RECLAMOS: Se puede reclamar en el caso de que la obra se haya hecho mal o si no se hizo en absoluto, o si el barrio necesita una nueva obra, si un servicio público funciona mal. El vecino puede reclamar una solución a las autoridades.

Caminos de la Villa no deja de crecer: “En 2015 sumamos decenas de barrios e impulsamos que sea el propio Estado el que los incorpore en los mapas oficiales” (@ACIJ). Pero ¿quién mejor que sus protagonistas para escucharlo de ellos mismos?

El Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas se complace en presentarles este video que sintetiza los logros y desafíos de esta gran plataforma que al visibilizar las villas de Buenos Aires, no solo ha causado una gran impresión en medios internacionales, sino que con su frondoso trazado de caminos, ha sembrado una semilla que ahora crecerá al cuidado de los vecinos.