El ciudadano como un datero: DATEA y una plataforma multiusuario

Datea, creado por La Factura y apoyado por el Fondo Acelarador de Innovaciones Cívicas (Fundación Avina y Omidyar Network), es un espacio para que el ciudadano comparta con su comunidad los datos que considera útiles. En la mirada de DATEA, cada usuario es un datero que conoce bien algún aspecto de la ciudad en la que vive y cree que esta información será útil para otros que, como él, deben transitar las calles a diario.

El ciudadano datero sabe que la vida urbana puede ser más fácil si se tiene más información. Además, busca soluciones colectivamente, generando mapas temáticos que georreferencien cuestiones muy específicas.

¿Datero se nace o se hace?

El datero quiere compartir la información que considera relevante, ponerla en común con otros ciudadanos que pueden aprovecharla al igual que él. Sin embargo, que domine esta información no significa necesariamente que sepa cómo compartirla con aquellos que la necesitan.

Para ello, la Factura volcó toda su experiencia en el desarrollo de plataformas multiusuario y desarrolló DATEA como un entorno amigable de participación. Los usuarios de la plataforma pueden crear acciones participativas y luego administrar, visualizar y difundir los resultados del proceso a través de distintos medios, como las redes sociales.

La primera versión de DATEA fue desarrollada en 2010 y para mapear el sistema de buses conocido como “El Metropolitano” en Lima. Esta iniciativa obtuvo visibilidad en medios locales y nacionales y DATEA se consolidó en la sociedad como una experiencia innovadora de uso de tecnologías para el ejercicio de una ciudadanía participativa. Dos años más tarde, DATEA comenzó a identificar obstáculos en el espacio público para las personas con movilidad limitada. Esta fase permitió que los usuarios generen sus propios mapas e incluyó versiones para Iphone y para Android.

Código libre para una plataforma más democrática

El aplicativo de mapeo participativo está basado en un software libre, de código abierto, que puede ser re-utilizado y adaptado con libertad. Así, las herramientas DATEA tienen como público objetivo un espectro amplio que incluye a los gobiernos locales y a las organizaciones de la sociedad civil, que pueden contar con los datos que los ciudadanos mismos vuelcan en la plataforma. Al ser usado para mapear las ciclovías de la ciudad de Lima (en 2011, con el apoyo del Banco Mundial), el proyecto incluyó el desarrollo de un panel de administración para la Municipalidad de Miraflores, y así puede dar respuesta los reclamos que ciudadanos datean en la plataforma.

Más allá del desarrollo tecnológico, este tipo de iniciativas requieren de una estrategia de comunicación para incrementar el uso e impacto de la herramienta en el público general, y entre las organizaciones del tercer sector u organismos del sector público.

El Fondo Acelerador de Innovaciones Cívicas cree que el desarrollo de una campaña de innovación cívica puede producir cambios en la conducta del gobierno y mejoras en la calidad de vida de la población. Para ello, considera fundamental una campaña de difusión tan masiva que llegue a todos los posibles usuarios de la plataforma, les acerque la herramienta, les dé claras instrucciones de uso.

Con el hashtag #DateaTuCiudad, DATEA lanzó un video en el que invita a los ciudadanos a compartir datos útiles con la comunidad. El video contiene claras instrucciones para que aquel que no ha experimentado el mapeo participativo lo haga por primera vez, en muy simples pasos: “Un dateo puede consistir en un texto, foto, enlace o archivo adjunto, le pones una etiqueta de acuerdo al tema, lo ubicas en un mapa y así de fácil creaste tu primer dateo”. Un paso a paso para acceder fácilmente a una plataforma creada para y por los usuarios: